Asistencia técnica
¿Cómo podemos ayudarle?
Esto podría serle de ayuda
ABRIR INCIDENCIA
Gracias por sus comentarios!
Espacio para rellenar
Le contestaremos con la mayor brevedad posible.

Ventajas de la fijación de precios de CPM dinámico

Todos los distribuidores de retargeting compran medios del mismo modo. El modelo de precios se conoce como CPM (coste por mil impresiones) y siempre es el mismo, tanto si el inventario se compra a través de intercambios o directamente a los medios. Una vez que un distribuidor de retargeting ha comprado el inventario, puede revenderlo a los anunciantes de varias formas.

Modelos de precios comunes

CPM (coste por mil impresiones):

El anunciante paga al proveedor una tarifa transparente que se basa en el coste CPM real del inventario. El proveedor obtiene su margen mediante la aplicación de un porcentaje fijo al inventario comprado.

CPC (Coste por clic):

El anunciante paga al proveedor por cada vez que un usuario hace clic en un anuncio. Para obtener el margen, el proveedor maximiza la diferencia entre el coste real de adquisición del inventario y el CPC que paga el anunciante.

CPA (Coste por adquisición)

El anunciante paga al proveedor por cada vez que un usuario que participa en la campaña completa una transacción. Dado que es difícil saber con certeza qué papel ha jugado el anuncio en la conversión final, puede ser difícil aplicar este modelo de forma justa. Siempre que una persona completa la transacción en un periodo de tiempo determinado después de hacer clic en un anuncio, el proveedor puede atribuir dicha conversión a la campaña del anuncio y aplicar el cargo correspondiente al anunciante.

Usamos un modelo de CPM dinámico ya que adapta mejor la plataforma de retargeting a los intereses de los anunciantes. El modelo de precios de CPM dinámico combinado con un modelo sin gasto mínimo garantiza que la plataforma de retargeting se optimice para objetivos específicos del anunciante, con el riesgo de que el anunciante cancele la campaña. Esto le garantiza una mayor transparencia, flexibilidady control sobre la campaña.

Transparencia

Los precios basados en un CPM dinámico fomentan la transparencia y nos permiten realizar una tarea de optimización de sus objetivos específicos, ya sean CPC, CPA, CPL o cualquier otra métrica importante que repercuta en el rendimiento.

Las plataformas de retargeting que establecen el precio según un modelo de coste por clic (CPC) o coste por adquisición (CPA) tienen un incentivo para ocultar el coste real del medio y el lugar en el que se ejecutan los anuncios, de modo que pueden incrementar el margen sin advertir al anunciante. Si un proveedor adquiere un medio en CPM y lo convierte a CPA, tendrá menos predisposición a compartir sus márgenes o a desvelar qué fuentes de inventario generan mayor rendimiento.

Con nuestro modelo de precios de CPM dinámico, podemos centrarnos en los objetivos del cliente y ajustar las campañas en función de sus requisitos específicos, a la vez que garantizamos transparencia en cuanto al inventario utilizado para ofrecer los mejores resultados.

Flexibilidad

Existen varios tipos de campaña. Además, es posible que un mismo anunciante desee lograr distintos objetivos en cada programa, y el modelo de precios no debería dictar los objetivos de la campaña.

El CPM dinámico le ofrece flexibilidad para orientarse correctamente a audiencias en cualquier nivel del embudo de compras (reconocimiento, intención, etc.) y para todos los tipos de campaña (captación, anuncios de productos, marketing de contenido, etc.). De este modo, la estrategia de marketing no queda restringida a unos resultados limitados simplemente porque los objetivos del proveedor estén estrechamente ligados a un resultado determinado. Basar los precios en un CPM dinámico ofrece a los anunciantes la opción de ejecutar distintas campañas, orientarse a un espectro de usuarios más amplio y optimizar dichas campañas con el tiempo para cumplir distintos objetivos publicitarios.

Performance

Finalmente, creemos que el modelo de precios no debe hacernos perder el objetivo de lograr (y medir) los resultados reales de la campaña. Su propósito es maximizar el ROI, aunque la forma de calcularlo pueda variar según el tipo de campaña u objetivo.

Tal vez haya veces en que desee modificar una campaña de un modo que, en realidad, reduzca el rendimiento, como ajustar los límites de frecuencia, ejecutar difusiones estacionales o excluir medios. Si la plataforma de retargeting solo se ve recompensada por los clics o las conversiones, no se creará ningún incentivo para permitir estas campañas ni para informar de su éxito.

Gracias a la estructuración de los precios alrededor del CPM dinámico (el mismo modelo que utilizamos para comprar inventario), podemos centrarnos en lograr los objetivos de la campaña sin tener que preocuparnos por arbitrar nuestra inversión en medios.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 1 de 1